Para enfrentar un conflicto no es necesaria la violencia, entonces ¿Cómo se enfrenta?

En los últimos años, la educación para la paz (EP) se ha ido centrando cada vez más en el tema de educar en y para la resolución no-violenta de los conflictos. Los motivos son diversos. Por un lado, otros sectores & ONGs han ido trabajando de forma importante algunos de los temas que ésta incluía e incluye (coeducación, educación para el desarrollo, ecología, etc.)

También lee Las historias de cambio no son un mito, evoluciona para una nueva vida

Por otro lado, es uno de los temas más específicos que concretan la EP en sentido positivo y en el que el planteamiento no violento puede hacer aportaciones más novedosas. Además, es un elemento diferenciador con respecto a las corrientes más intimistas de EP que entienden la paz como un estar bien consigo mismo, una no-guerra o no-conflicto.

Educar en y para el conflicto

Últimamente se rechaza la violencia directa como modelo, pero sin embrago, se desconocen opciones alternativas para enfrentar los conflictos. Eso lleva a que, a pesar de ese rechazo, la violencia siga siendo forma en que se enfrentan, cuando no se recurre a otras posturas igualmente negativas como la sumisión o la evasión, lo cual es todavía mucho más habitual.

¡Comprender quiénes somos es un gran paso hacia la felicidad! Descúbrelo aquí.

Últimamente se rechaza la violencia directa como modelo, pero sin embargo, se desconocen opciones alternativas para enfrentar los conflictos. Eso lleva a que, a pesar de ese rechazo, la violencia siga siendo la forma en que se enfrentan, cuando no se recurre a otras posturas igualmente negativas como la sumisión o elevación, lo cual es todavía mucho más habitual.

La EP va a plantear como un reto educar en y para el conflicto. Y este reto se va a concretar en temas tan importantes como:

  • Descubrir la perspectiva positiva del conflicto: Verlo como una forma de transformar la sociedad y las relaciones humanas hacia mayores cotas de justicia. Descubrir que los conflictos son una oportunidad educativa, una oportunidad para aprender a construir otro tipo de relaciones, así como para prepararnos para la vida. Aprendiendo a hacer valer y respetar nuestro derechos de una manera no violenta.
  • Aprender a analizar los conflictos y a descubrir su complejidad: Dar pautas tanto al profesorado como a padres/madres y alumnado. Esto para que tengan herramientas que les ayuden a enfrentar y resolver los conflictos en los que nos  vemos inmersos cotidianamente.
  • Encontrar soluciones que nos permitan enfrentar los conflictos sin violencia, sin destruir a una de las partes y con la fuerza necesaria. Para llegar a las soluciones en las que todos y todas ganemos, y podamos satisfacer nuestras necesidades. Desarrollar la agresividad no violenta, la asertividad, así como descubrir las bases del poder tanto propio como ajeno serán algunas pistas.

Educar para los conflictos supone aprender a analizarlos y resolverlos, tanto a nivel micro (los conflictos interpersonales en nuestros ámbitos mas cercanos: clase, casa, barrio…), como a nivel macro (conflictos sociales, internacionales,…). En el nuevo siglo, aprender a resolver conflictos de manera justa y no violenta es todo un reto que la educación para la paz no puede ni quiere soslayar. Pero, ¿Qué entendemos por conflicto?

El conflicto puede afectarte en las distintas etapas de tu vida, haz tu diagnóstico para descubrir que es lo que te impide alcanzar la paz interior.

El contacto físico es importante, lee aquí porque.

One Response to “Para enfrentar un conflicto no es necesaria la violencia, entonces ¿Cómo se enfrenta?”


Comments are closed.